¿Te has planteado alguna vez esta opción? ¿A solas o en compañía? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Si ya has recorrido un largo camino en tu autoconocimiento sexual, habrás podido comprobar que, más allá de haberlo logrado o no, cuando hablamos de sexo, hablamos de placer; por tanto, -y esto no es en absoluto un tópico, sino la pura realidad-, lo importante es que hayas disfrutado del camino. 

Porque, seas hombre, mujer, trans… TU placer solo puedes construirlo TÚ, sin normas, sin ataduras, con plena libertad y solo desde tu propio imaginario erótico. 

Si, dentro de tu mundo erótico, te animas a experimentar diferentes formas de alcanzar el clímax, te recomiendo que leas con detenimiento este nuevo artículo donde, en colaboración con La Vanguardia, algunas compañeras sexólogas y yo te avanzamos las claves de esta práctica sexual

Una vez más, te muestro la realidad científica del sexo, recordándote que estas sugerencias son solo UNA OPCIÓN MÁS en la vivencia del placer y que nunca deberías forzar ninguna práctica sexual si, por cualquier motivo, te desagrada o implica un sobreesfuerzo.

No hay ninguna necesidad de saber hacia dónde estás yendo. No hay ninguna necesidad de saber por qué estás yendo. Todo lo que necesitas saber es si vas disfrutando, porque cuando se va gozando, no se puede estar equivocado. (Osho). 

Créeme, nunca se sabe todo sobre sexo…

¿QUIERES CONOCER NUESTRAS NOVEDADES EN EXCLUSIVA?

(Jamás recibirás spam)

Deja tu comentario